FSECURE hizo un experimento en LONDRES, puso internet gratis y unas dos horas consiguio 250 conexiones entrantes.

Datos
- Donde en solo 32 MB encontraron claves POP, correos e informacion privada
- Pusieron una pagina para aceptar los terminos y condiciones donde se pedia renunciar a su mascota mas amada (y otras excentricidades) y todos aceptaron sin chistar.

Participaron
Instituto de Investigaciones Cyber Security Research Institute
SyyS,

 “A todos nos gusta usar Wi-Fi gratis para ahorrar datos o las tarifas de roaming”, dijo Sean Sullivan, Asesor de Seguridad de F-Secure, quien participó en el experimento. “Pero como muestra nuestro ejercicio, es demasiado fácil para cualquiera que cree un punto de acceso, darle un nombre que parece creíble y espiar la actividad de Internet de los usuarios”. Incluso cuando se trata de puntos de acceso creados por una fuente legítima, no son seguros, agregó. Incluso si no están al frente de un punto de acceso, los criminales pueden utilizar herramientas “sniffer” para hurgar en lo que están haciendo.

0 comentarios