Un equipo de científicos descubrió que una persona ciega puede sortear un laberinto de obstáculos sin ayuda, valiéndose sólo de su intuición. Un hombre que quedó ciego tras un derrame cerebral pudo caminar entre sillas y cajas sin chocar con ellas usando conexiones ocultas en su cerebro.

El estudio indica que usamos recursos mentales subconscientes y somos capaces de cosas que pensamos que no podemos hacer.El paciente, identificado como TN, quedó con una queratitis estriada (alteración corneal) en ambos hemisferios del cerebro luego de sufrir derrames consecutivos. Enlace aquí.

0 comentarios