Es la llamada Profilaxis de Preexposición o PrEP (en sus siglas en inglés), una píldora que tomada diariamente por la gente sexualmente activa podría reducir el riesgo de contraer el virus.

Los expertos, sin embargo, se muestran cautelosos, porque temen que este fármaco de a la gente un falso sentido de seguridad alentándola a tener relaciones sexuales sin protección.

Y como consecuencia, dicen, se propagaría aún más el virus que ya contagia a 7.000 personas cada día. Enlace aquí.

0 comentarios